Este fin de semana pasado estuve en el Cultura Urbana, un festival de hip-hop en Madrid que celebraba su tercera edición. Lo bueno es que había cambiado su situación para ir al parque Juan Carlos I, a 10 minutos andando de mi casa. Violadores del Verso, Redman, Ja Rule, SFDK o La mala Rodríguez eran algunos de los nombres principales, pero a mi me interesaban más otros grupos como Uglyworkz, Chirie Vegas, Juaninacka o El Meswy.

La verdad es que hubo bastante gente, y a mi me agobia un ambiente tan lleno, así que al final del día acababa bastante agotado. Por suerte, no todo eran conciertos, y también había graffiti (no saqué fotos, lo siento), reggae o un escenario donde se hacían los concursos de break (al final ganaron los madrileños, no sin una bronca final) o la batalla de los gallos (lo que más le suele gustar a la gente que no conoce mucho este mundillo).


Así quedó un panel destinado a un artista en graffiti en el que el primer día no pintó nada. Graffiti puro y duro

Me sorprendió el concierto de Foreign Beggars, un grupo inglés que tenía una fuerza brutal en directo, además de que durante buena parte de la actuación estuvieron acompañados de un beatboxer que hacía unos ritmos increíbles con la boca. Para mí fueron los mejores de todo el festival, y creo que muchos coinciden conmigo. También me gustó ver a Mucho Muchacho en el concierto de Jota mayúscula cantar alguno de sus temas nuevos con 7 notas.

Sobre los grupos principales, entre tanta gente que había, acabé viéndolos en las pantallas gigantes (un acierto que las instalasen), y es que había demasiado gente y era imposible estar, así que al final nos íbamos a dar una vuelta y volvíamos a mitad de concierto. Además, hay muchas oportunidades de verlos, y prefiero centrarme en los grupos más pequeños o underground.

El ambiente pues es un poco extraño, había demasiado flipado y demasiado infiltrado. Por supuesto, no voy a juzgar yo a nadie, pero creo que hay mucha falsedad en la gente, que intenta aparentar lo que no es. No basta con llevar una gorra o una muñequera con una camiseta de baloncesto para ser rapper. Con 15 años es simplemente una moda, cuando tienes más edad es una parte más importante de tu vida. Se notaba esa actitud cuando apareció uno de los de Caiga quien Caiga y la gente iba detrás de él. Y también había demasiado porro, que quema muuuuchas neuronas...

Los contactos para el Wikiproyecto hip-hop fueron algo escasos, pero mejor calidad que cantidad. Pude hablar con Dobleache (que fue quien me hizo la entrevista , con El Meswy (que es un tío muy agradable, pese a la imagen que se tiene de él), y con Hate (a quien vi poco antes de irme, y aproveché para sacarle la foto de su artículo).

Por último, una imagen de un chico que había por allí. Os juro que no es de mentira, el pelo era real, y había mucha gente que se hacía fotos con él. Increíble :D


Afro en el CUB