Después de la GUADEC, y sobre todo, después de leer el comentario de acs, me he instalado AIGLX y la verdad es que es una pasada. Las mejores instrucciones para instalar AIGLX están en los foros de Ubuntu. Probadlo, porque en el 90% de los casos os va a funcionar, y no hay peligro ninguno, pues para volver atrás, basta con deshacer los cambios. Voy a intentar dar mi opinión sobre el revuelo montado, la utilidad de tanta floritura y la necesidad de algo así.

Para empezar, en cuestiones de rendimiento, he de decir que al principio me decepcionó bastante. Todo se arrastraba y no parecía tan fluido como me esperaba. Pero al día siguiente, pensé que no podía ser así, que tenía que conseguir que funcionase. Al final, me había olvidado de activar la sección DRI. ¡Qué gañan! Una vez activada, todo va como la seda. Es muy divertido hacer el gamba, y a mi personalmente no me molesta lo más mínimo.

AIGLX

Creo que con este paso, los usuarios de Mac, cada vez tienen menos razones para no pasarse a Linux. Bueno, quizás me puedan decir que tienen cosas como Spotlight (el Beagle de Mac) o Automator (¡el futuro Atomato!).

En cuanto a usabilidad, hay que decir que tampoco es un obstáculo, al menos desde el punto de vista de un usuario. Más bien diría que ayuda bastante a comprender algunos conceptos, como el de los escritorios virtuales. Por ejemplo, cuando se lo he instalado a mi padre y le he enseñado el cubo, ha comprendido perfectamente el concepto que hace tanto que intentaba explicarle. Además, tiene la ventaja de que para mover una ventana a otro escritorio, basta con arrastrarla hacia el borde y automáticamente gira el cubo.

Además, otra ventaja es que de momento es altamente configurable. Si algo te pone nervioso, puedes quitarlo y punto. Quizás peca en exceso de configuraciones, pero esto también sirve para que se puede adaptar para que haga más o menos gilichorradas y así no te entretengas.

En el tema de la necesidad, quizás no sea tan claro el uso de estos sistemas. Creo que se trata sobre todo de una estrategia de marketing de todo el escritorio GNU/Linux. Si el Windows Vista atraerá a la gente con su famoso escritorio, los escritorios libres, y en particular GNOME, no pueden quedarse atrás. Mac es otra batalla, pues llevan años de ventaja en esto, pero a esos usuarios se les gana ofreciendo esos detalles que los usuarios califican como exclusivos.

Creo que es un gran salto de calidad.