A través de meneame he conocido el proyecto Ubuntu Studio. Es un proyecto no oficial para ofrecer una plataforma de estudio de sonido mediante Ubuntu. Es un proyecto no oficial, pero tiene apoyo por parte de Ubuntu, en la medida en que en Dapper tienen empaquetadas las aplicaciones específicas que usan en este proyecto.

Hay un pero bastante grande en esto de tener un estudio de sonido con Linux y es la integración. En la web del proyecto ya te avisan de que lo primero para usar este tipo de aplicaciones es olvidarte del look-and-feel y el comportamiento similar de todas las aplicaciones. Lo explican muy bien en este párrafo:

"Sadly, the current state of the Linux audio world does not have equally matched software for each platform. You have some great MIDI sequencers that use Qt, and you have some great multitrack recorders that use GTK, for example. The sleek, unified look of your favorite desktop environment might be ruined, but music is all about the ears, and not the eyes."

Es una pena que sea un campo tan poco tocado, pero es lógico porque programar una aplicación de sonido requiere mucho "trabajo sucio". Desde tratar con los streams de sonido y los dispositivos de sonido, hasta programar los gráficos desde cero con un canvas para permitir una mayor funcionalidad y un aspecto similar a un instrumento electrónico. Esto último es algo que le parece muy importante a la gente que usa estos programas porque todos tienen una interfaz super recargada.

Por cierto, no soy ningún profesional de la música, sólo me dedico a toquetear. Quizás algún día me anime a ir un poco más allá y haga alguna cancioncilla. Ya veremos :P

La verdad es que desde el proyecto de Ubuntu Studio me han hecho conocer muchas aplicaciones. En concreto estaba buscando un secuenciador (como Cubase). Como sustituto perfecto (para mis requisitos de novato) está Ardour, que pinta más o menos así:

Ardour

Para quien no sepa lo que es, este tipo de programas se usan para poner los samples de sonido dentro de una matriz de tiempo y de canales de sonido. Está claro, ¿no? Pues eso :P

La producción musical es bastante laboriosa porque hay que currarselo mucho para samplear cachos de canciones y luego pegarlas para conseguir algo más o menos decente. Esto no era del todo lo que yo buscaba, ya que no puedes crear tus propios ritmos y beats. Así que tuve la suerte de descubrir Hydrogen. Este programa es la repera, pues puedes crear tus propios ritmos de percusiones de una manera super sencilla. Además, tiene mogollón de sonidos diferentes que se pueden descargar de su página web y que emulan a muchas cajas de ritmos de los años 70 y 80.

Lo "malo" es que es QT y eso (para qué engañarnos) hace que quede bastante feo. Por suerte hay temas para QT muy parecidos al Clearlooks, así que instalando un par de guarradas más se consigue que no pegue tanto el cante. Al final el programa pinta así:

Hydrogen

En definitiva, para la mayoría de nosotros son unos programas para pasar el rato haciendo cuatro chorraditas, pero para alguien con más experiencia musical les puede venir muy bien para ahorrarse la pasta de los programas y respetar los derechos de autor y licencias.