De vez en cuando me resulta necesario acudir al monte a respirar aire limpio y desconectar aunque sea un par de días. El destino era Teruel, ese cacho de España muchas veces olvidado (que quizás por eso permanece tan bonito). El motivo del viaje era disfrutar con mis amigos subanales, y eso fue lo que hicimos. Faltó organización porque planeamos el viaje la tarde anterior, pero muchas veces así es como salen los mejores viajes.

Salimos el viernes por la mañana (cuando recibí la llamada) y llegamos sobre la hora de comer. Pasamos toda la tarde en el monte recargando las pilas para ir por la noche a la ciudad. Allí vimos la procesión, que es muy interesante porque tocan los tambores y el ruido es acojonante. Intentamos salir, pero no había fuerzas ni gente en los bares.

Al día siguiente fuimos al monte a asar unas sardinas que habíamos llevado. Coincidimos con una familia valenciana que nos hizo la hoguera y nos pasó unas aceitunas :P Estuvimos toda la tarde con la hoguera y volvimos por la noche a la contaminación. En definitiva un finde para recargar las pilas y limpiar los pulmones

Bronchales Bronchales Bronchales
En la hoguera
Meditando en el monte
Paseando


Comentarios

    Enviar un comentario nuevo

    El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
    • Images can be added to this post.
    • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

    Más información sobre opciones de formato


The Ubuntu Counter Project - user number # 7565