Vengo sufriendo un dolor en la zona lumbar de la espalda que se prolonga hacia las piernas. El problema es que estando de pie estático me duele bastante y me canso o que cuando hago ejercicio, en el momento no lo noto, pero más tarde me resiento.

Ayer fui al fisioterapeuta a que me mirase porque ya llevo casi un mes con el dolor. Nunca había estado en un fisio, pero tampoco tenía ese miedo que habita en mucha gente de que hacen daño. Primero me reconoció, haciendo unos ejercicios básicos. Me dijo que la columna la tenía bastante recta, que siempre es una buena noticia.

Después de un par de crujidos, dio con el punto exacto del dolor. Ahí sí que jodió un poco, pero era más porque estaba fastidiado de por sí, y no porque él me provocase el dolor. Después me hizo un buen masaje y me trató con ultrasonidos, que producían unos pequeños pinchazos en la zona.

El diagnóstico es que tengo inflamado el disco de la L-4, (la cuarta vértebra lumbar). Los discos son como los meniscos en las rodillas, sirven para separar las vértebras y permitirles elasticidad y movimientos. También amortiguan los golpes en las caidas al saltar, que seguramente es lo que me provocó la inflamación. El problema es que al inflamarse irritan el nervio ciático (el que baja hacia la pierna desde la espina dorsal) y provoca la ciática. Puede ser una inflamación, como en mi caso, o en casos peores una hernia conocida como hernia de disco.


Disco intervertebral

Me ha dicho que me ponga hielo, que intente estar recto al trabajar y que fortalezca los músculos de la zona con ejercicios. Y de deporte nada de nada, por lo menos esta semana y quizás la siguiente.

Cuídense la espalda, amigos, sólo tenemos una.