A veces la vida es cruel y te pareces a un cara de dibujo animado muy conocido. Pero la naturaleza no tiene límites, y es que además te llamas igual.

Peter Griffin Peter Griffin